Remodelación del Presbiterio

La reinauguración y la bendición de los nuevos altares fue una verdadera fiesta
¡Gracias!

Agradecimiento a Mons. Antonio Marino, al P. Juancho y al P. Carlos Nocetti 

Hoy es un día de fiesta. Es muy profunda la alegría que experimentamos como comunidad. No podemos sino dar gracias a Dios por tantos beneficios recibidos de su generosidad. Emprendimos esta tarea con una convicción clara: esta obra buscó revitalizar la fe de nuestra comunidad. No fue solo mover cosas de lugar, imágenes, altares, levantar paredes y poner lindos colores. Aún más, ni siquiera fue principalmente recuperar una pieza de valor histórico como el retablo. Este camino consistió, fundamentalmente, en hacernos cargo juntos de la fe que nuestra parroquia recibió y vivió desde su fundación, hace más de 85 años, gracias al empuje y el ardor de los laicos vicentinos. Fe que se nutrió y maduró bajo el carisma palotino, y que estamos llamados a seguir comunicando en nuestro barrio.

Adecuar este espacio sagrado, el presbiterio, que es el más importante de la iglesia parroquial, es una forma de decirnos a nosotros mismos y a todos los que se acerquen hasta aquí buscando un descanso en el camino de la vida: “en este lugar sagrado te espera quien más te ama en esta vida”. En este espacio, que no es sólo el templo, sino toda nuestra parroquia, con los vínculos humanos y de fe que se tejen en el compartir de cada día, acá, entre nosotros, tenés un lugar donde alimentar tu corazón, para seguir caminando.

Providencialmente, nos mostraba hoy Jesús en el Evangelio, la pasión que habita en su interior por la casa de su Padre. Mirando esa escena del Evangelio, quiero agradecer a todos los que apasionadamente se involucraron en esta aventura. En primer lugar a todo el grupo de laicos, algunos profesionales, que  estuvieron en el comienzo de este sueño aportando sus ideas e inquietudes. Luego también, a los arquitectos que realizaron el proyecto y dirigieron la obra. A todos los trabajadores de los distintos gremios: albañiles, herreros, electricistas, carpinteros y marmoleros. Y, por supuesto, a los restauradores que trabajaron con tanta dedicación en la dificilísima tarea de devolvernos esta obra de arte maravillosa. A todos, gracias por el compromiso y la responsabilidad. Por permitirnos volver a sentir que nuestra vida, cada vez que entramos a este espacio sagrado, es mirada con amor por Jesús, la Virgen, y nuestra santa patrona.

No puedo dejar de agradecer también a quienes colaboraron decididamente en la recaudación de fondos, especialmente con la venta de bonos. Así como a aquellas personas que en silencio y sin llamar la atención limpiaron la iglesia durante todos estos meses para poder seguir celebrando la eucaristía y a quienes trabajaron para que hoy luzca tan hermosa. Gracias de corazón.

Por último, cómo no decirlo, gracias a cada uno de ustedes. Sin el compromiso y la confianza de cada uno de ustedes esto no hubiera sido posible. Gracias por el aliento y la oración. Gracias por las críticas constructivas. Y gracias por los aportes económicos. Unos más pequeños y otros más grandes. Que hermosa satisfacción saber que cada uno de ellos, desde el más grande hasta el más pequeño, está aquí en lo que ahora Dios nos regala disfutar. No nos queda más que agradecerle a Él que nos permitió recorrer este camino.

Compartiendo la alegría de este día y el agradecimiento que nos brota del corazón, pido para todos, un fuerte aplauso.

(Pbro. Roberto Sosa González – Cura Párroco)
04-03-18

-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-

Santa isabel volvió a su sitio original, el retablo restaurado está casi listo, en la parroquia el trabajo no se detiene para llegar a la inauguración del domingo 4 de marzo a las 11:00 hs. Con el esfuerzo de todos y la providencia de Dios vamos realizando el sueño…

CONTINÚAN LAS OBRAS en la parroquia. El verano llegó pero la parroquia no se tomó vacaciones, los trabajos de remodelación y restauración del presbiterio del templo siguen avanzando a toda marcha. Ya se retiró el retablo de su antigua ubicación y se lo está preparando para ser colocado en su sitio original. También avanza la construcción de los altares laterales y el emplazamiento definitivo del Sagrario.

¡Esto es posible gracias a la colaboración de ustedes! TENEMOS UN SUEÑO… ¡HAGÁMOSLO REALIDAD!

 

¡Avanzan los trabajos de remodelación del presbiterio del templo! Con alegría compartimos unas imagenes del progreso de la obra. Nos propusimos ir por un sueño… ¡Con la ayuda de todos el sueño es posible!

 

 

Remodelación y puesta en valor de la Iglesia Parroquial

Al cumplir 85 años, nuestra parroquia se merece el regalo

1 – Primera Etapa: Reforma del Altar Mayor

1-1. Remodelación de la zona del altar

Diseño de nuevos altares para el Sagrado Corazón y la Virgen, utilizando los frentes de marmol que están en el coro. Como fondo de los nuevos altares se colocarán placas verticales de marmol. En esos altares, además se ubicarán las imágenes de s. Antonio y s. José (S.C.) y s. Miguel y s. Teresita (V)

1-2. Reubicación de las imágenes y la cruz

Reubicación del retablo y de la cruz. Modificación de las ventanas del fondo para recibir futuros nuevos vitreaux.

1-3. Restauración del retablo

Se gregara el sector que falta y se repondrán los faltantes

Pronto te vamos a contar cómo podés colaborar!!